Comunicación Educativa
Objetivos de CEDAL
Servicios de CEDAL
Areas de CEDAL
Destinatarios de los servicios de CEDAL
Cursos ofrecidos por CEDAL
Revista INTERACCION
Publicaciones de CEDAL
Eventos promovidos por CEDAL


[Volver a la página principal de CEDAL]
[Volver a la página principal de la revista INTERACCION]

Revista INTERACCION
No. 23

Créditos | Indice: Revista No. 23 |

EDITORIAL

Mercado y Publicidad son dos ejes importantes de la economía neoliberal en la era de la globalización.

Los orígenes del mercado, como espacio de intercambio de bienes económicos, hunde sus raíces en el momento mismo en que se empezó a practicar el trueque.

Con el resurgir de las ciudades y las ferias a partir del siglo XII, los comerciantes empezaron una nueva época de desarrollo comercial. Los comerciantes servían de vínculo entre comunidades geográficamente distantes y entre culturas muy diferentes. Es el tiempo en que los bienes intercambiados empezaron a volverse como "valores de cambio" y no como simples "valores de uso".

La obra más conocida de Adan Smith (1796), La riqueza de las naciones, representó el aval científico a la institución del mercado. Su libertad fue ganando terreno a lo largo del siglo XIX, aunque no todas las naciones lo aceptaron con igual fuerza.

Es innegable que el libre mercado constituye hoy una de las instituciones sociales y económicas que más dividen a la población entre defensores y detractores.

Para los defensores, el mercado es el lugar privilegiado para acceder a la información necesaria para actuar en economía. La razón del mercado es la norma suprema del economista defensor del libre intercambio.

Pero, hoy la economía y la actuación económica de los gobiernos es fuente de incertidumbre y generadora de inseguridad. Se trata una vez más en la historia de la humanidad, del conflicto entre racionalidad y libertad.

Todo sistema económico que incrementa las desigualdades y asimetrías sociales riñe con la ética del bienestar social para las mayorías.

El amor al dinero como pasión y posesión es repugnante por la propensión delictiva que encierra, y la consecuencia inevitable de la corrupción y la decadencia.

La libertad para la arbitrariedad significa la victoria del poderoso que quiere impedir la igualdad de oportunidades.

El modelo de la economía social de mercado se orienta hacia un mercado alternativo, que es el de la solidaridad, el cual une el dinamismo de la igual libertad en la oferta y la demanda con el dinamismo social encaminado a proteger a los más débiles y a hacerlos partícipes.

Es lo que conduce a García Canclini a expresar que para vivir en sociedades democráticas es indispensable aceptar que el mercado de opiniones ciudadanas incluye tanta variedad y disonancia como el mercado de la ropa y los entretenimientos (Canclini, 1995:30).

La publicidad de mercado vende bienes materiales e ideológicos; por ello, se dice que se ha convertido más en propaganda de bienes intangibles: sistema de valores, juicios, apreciaciones, simbologías, imaginarios, significaciones sociales, etc, desplazando a la política, la cual hoy es más publicidad que propaganda.

Las audiencias, los públicos, son en definitiva ofertados a los anunciantes; no importa tanto lo que se ofrece como producto, sino la masa consumidora que se asegura para el mercado.

Aprovechando las supuestas excelencias de los valores propuestos y el horizonte de expectativas de los interlocutores, éstos son inducidos por medio de una orquestación ininterrumpida y estereotipada a creer en la realidad de las imaginaciones presentadas. La población más vulnerable: niños y adolescentes se convierten en fuerza de presión para los adultos hacia el consumo que sobrepasa la capacidad del ingreso familiar. Es la llamada violación simbólica que se ejerce sobre los excluidos del bienestar social.

Ninguno de los valores patrios, familiares, religiosos, culturales o sociales son ajenos a la publicidad; son mediatizados por los productos, bienes o servicios que ofrece la industria y el comercio. Es cada vez más fuerte el recurso a la sexualidad y a la cosificación de la mujer. Los referentes atractivos para las nuevas generaciones son el dinero fácil a través del modelaje, la actuación, las relaciones fugaces de pareja, el culto desmedido al cuerpo, el éxito de los ídolos de turno, etc.

¿Cómo afrontar desde la tarea educativa como compromiso de todos los estamentos de la sociedad, estos signos de los tiempos, de la nueva época en la que estamos inmersos?

¿Cómo ser educandos, educadores, "consumidores y ciudadanos" en la libertad racional?.

Una reflexión sobre este reto es lo que pretendemos con el tema central de nuestra revista Interacción en esta edición.

CEDAL - Centro de Comunicación Educativa Audiovisual
cedal@colnodo.org.co
Entidad Privada Independiente sin ánimo de lucro
Personería Juridica resolución 2516 de 1980 de Min.Justicia
Carrera 13 No. 90-36 Oficina 602
Teléfonos 6113647 - 6113626 Fax. 6113535
Santafé de Bogotá DC. Colombia

Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización de CEDAL