Comunicación Educativa
Objetivos de CEDAL
Servicios de CEDAL
Areas de CEDAL
Destinatarios de los servicios de CEDAL
Cursos ofrecidos por CEDAL
Revista INTERACCION
Publicaciones de CEDAL
Eventos promovidos por CEDAL


[Volver a la página principal de CEDAL]
[Volver a la página principal de la revista INTERACCION]

Revista INTERACCION
No. 23

Créditos | Indice: Revista No. 23 |

LA MUJER
UNA CANCIÓN QUE ME DESPIERTA EL ALMA

julio sierra Domínguez

Hablar de la mujer es sentir la expresión plena de la belleza conjugada en una sola gota. Volver a sentir el arrullo de brazos tiernos cuando apenas buscamos el primer sueño. Amamantar ilusiones. Despuntar el día y pedir pan a la luna cuando la noche apenas comienza.

Hablar de la mujer es enlazar las manos para que florezca el amor. Sentir el corazón palpitante en todo el cuerpo. No dormir. Adelantar el día. Recrear los espejos. Acariciar el alma. Jugar con el tiempo.

Hablar de la mujer es correr por las calles haciendo trampolines de mil travesuras juntas. Sentir que la semilla ha germinado y que su rostro tiene nuestro rostro y las bondades de un poema abriendo un pétalo en flor.

Hablar de la mujer es haber sentido la plenitud de un paraíso que nunca hemos perdido
y donde el amor es la plenitud del gozo

De aquí en adelante, florecen otros soles y otras lunas y el universo entero proclama el sentimiento profundo del ser que acompaña nuestros sueños y nuestras realidades

Como madre, como compañera, como hija,

La mujer, desde todos los tiempos, hace de su cuerpo un templo que proclama el milagro de continuar la creación desde el contexto que le radicó su creador. No en vano, el hijo de Dios prefirió el seno de una mujer para iniciar el proceso de una redención.

No hay mujer antigua ni mujer moderna. No hay mujer buena ni mujer mala. No caben los apelativos ante su majestad. La mujer es una aunque las circunstancias y el ropaje de esas mismas circunstancias la presenten ante los ojos de la cara como si fuera diferente. La mujer es una y su esencia es el amor. Ya esta bueno. No lo dudemos más.

El paraíso de viejos tiempos aún espera el calor ardiente de su reina.
Pero ahora es tarde.
La mujer amerita su trono en cada uno de nuestros hogares.

Bendito el Dios que nos dio una mujer como compañera del camino. La única guía que sabe por donde se sube al cielo sin perder la mente, teniendo los pies sobre la tierra y apareciendo, en cada mañana, como un ser de carne y hueso, que vuela como las aves porque tiene liviana el alma.

Si algún pensamiento trae un esquema que se sale de esta propuesta
No te confundas.
Riega de nuevo el amor.
Al día siguiente aparecerá el desierto florecido y encontrarás frutos de amor.

No podemos continuar pidiendo peras al árbol de mango.
Mucho menos si nunca hemos amado.

Arregladas las cargas, ven y cantemos juntos el canto que hace de la mujer el centro de un concepto de vida con aspiraciones nuevas, donde la equidad social y cultural tenga una medida justa para medir el paso de la mujer. Basta de tanto desinterés por su obra.

¿Acaso la memoria no alcanza para ver el trayecto de su buena siembra?

CEDAL - Centro de Comunicación Educativa Audiovisual
cedal@colnodo.org.co
Entidad Privada Independiente sin ánimo de lucro
Personería Juridica resolución 2516 de 1980 de Min.Justicia
Carrera 13 No. 90-36 Oficina 602
Teléfonos 6113647 - 6113626 Fax. 6113535
Santafé de Bogotá DC. Colombia

Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización de CEDAL