Comunicación Educativa
Objetivos de CEDAL
Servicios de CEDAL
Areas de CEDAL
Destinatarios de los servicios de CEDAL
Cursos ofrecidos por CEDAL
Revista INTERACCION
Publicaciones de CEDAL
Eventos promovidos por CEDAL


[Volver a la página principal de CEDAL]
[Volver a la página principal de la revista INTERACCION]

Revista INTERACCION
No. 28

| Indice: Revista No. 28|

MISILES Y FANTASMAS



Por: Javier Villar Rosa

El mes de septiembre del 2001 será recordado como el inicio de la cruzada internacional contra los fantasmas de la pobreza. Estados Unidos y sus aliados quieren hacer creer al mundo que la guerra es contra el terror, pero para nadie es un misterio que no se puede combatir un concepto abstracto con bombas y sanciones económicas. Lo cierto es que una vez más los poderosos del mundo optan por atacar los efectos del problema de la pobreza en vez de afrontar sus causas.

Pocas cosas logran reactivar la economía de una nación poderosa como la guerra. Claro está, hay que ganarla. La última vez que Estados Unidos entró en recesión económica, el mundo presenció como se desataba la guerra del Golfo Pérsico. Esta guerra tenía como supuesto objetivo derrocar a Saddam Hussein, dictador militar de Iraq y responsable de la invasión a Kuwait. No obstante, el verdadero significado de la guerra era otro: control sobre el petróleo. Luego de medio mes de combates terrestres, los iraquíes se rindieron y Estados Unidos proclamó a los cuatro vientos su victoria.

Una década después la región de Iraq vuelve a ser el centro de atracción mundial. Aunque las razones del conflicto actual parecen ser distintas, está cantado que el tema económico jugará un papel vital. Los terroristas destruyeron el símbolo máximo del capitalismo, las torres gemelas, y con esto intentaron mandar un mensaje inequívoco. No todos están dispuestos a tolerar el expansionismo económico de Estados Unidos y sus aliados, así se intente esconderlo tras la fachada "benévola" de la globalización.

Uno de los factores claves en el desarrollo de esta nueva guerra es la distribución de la riqueza mundial. Hay una gran dosis de cinismo en la forma que algunos han catalogado el enfrentamiento. Shimon Pérez, viceprimer ministro de Israel, ha dicho que la guerra será de los pobres resentidos aferrados al pasado contra los avanzados y tecnológicos líderes del nuevo orden mundial. Puede que el señor Pérez tenga razón en que el mundo se divide entre ricos y pobres, pero se le olvida también que son más los pobres. Así mismo, debería aceptar que para él no existe la opción de ayudar a esas naciones.

El comienzo de la arremetida contra Afganistán indica un giro definitivo en el orden internacional. La OTAN encontró la necesidad de aceptar antiguos enemigos como Rusia en sus filas, claro indicio de que mantener los bandos de la Guerra Fría ya no tiene sentido. Mientras tanto, el mundo, islámico se ve forzado a tomar la difícil decisión de obedecer la indignación de su pueblo y emprender la batalla contra occidente, o acatar las órdenes de Estados Unidos y Europa. Lo claro es que poco a poco se irán configurando los bandos, pues toda nación del mundo tendrá que hacer evidente su inclinación política.

En esta guerra no habrá ganadores. Puede que los terroristas le roben indefinidamente la tranquilidad al pueblo estadounidense y europeo, y puede que los aliados del norte destruyan la infraestructura de todo gobierno que proteja a dichos terroristas. En todo caso, ninguno ganará. Las naciones poderosas han desperdiciado la oportunidad de combatir los verdaderos males del mundo: la pobreza, la enfermedad, la alienación. ¿Cuánto bien se podría lograr si cada millón gastado en explosivos se remplazara por un millón gastado en bienestar social? ¿ No sería ésta una genuina forma de combatir el terror?


CEDAL - Centro de Comunicación Educativa Audiovisual
cedal@colnodo.org.co
Entidad Privada Independiente sin ánimo de lucro
Personería Juridica resolución 2516 de 1980 de Min.Justicia
Carrera 13 No. 90-36 Oficina 602
Teléfonos 6113647 - 6113626 Fax. 6113535
Santafé de Bogotá DC. Colombia

Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización de CEDAL